Menú Principal Inicio

5.4. Nuevas tecnologías

El papel de la tecnología en todos los aspectos de nuestra sociedad hace que la educación no se haga a un lado de este campo. Las conclusiones a las que se ha llegado en los diferentes trabajos (de mano de la tecnología) han sido muy positivas tanto para estudiantes como para docentes. Las posibilidades didácticas que pueden llegar a ofrecer este tipo de medios y materiales son infinitas.

En relación con la música los resultados no se quedan atrás; se puede comprobar que la vinculación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) a la escuela de música, fomenta y facilita un aprendizaje significativo a través del uso de diferentes recursos como:

De lo anterior, podemos inferir el gran potencial que el uso tecnológico puede tener dentro de la práctica pedagógica en un proceso de enseñanza musical; permite enfocar en un solo punto música-imagen-movimiento, facilita e impulsa el estudio de diferentes instrumentos musicales, y sirve como punto de partida para ejercicios vocales e instrumentales.

Básicamente la herramienta fundamental de las TIC son los programas o aplicaciones con las que se desarrollan diferentes actividades, pero para ello se requiere de una serie de equipos; los más usuales son el computador y la Tablet o Ipad. Hay que aclarar que también son recursos TIC: el video beam, el sistema de sonido, las usb, los tv, los mp3, etc.

Dependiendo el sistema operativo del que se disponga, se podrá saber qué aplicaciones se pueden usar, pues no todas sirven para todos los sistemas operativos.

El manejo de las técnicas de las prácticas musicales aplicadas a las TIC, se da como guía para comprender diferentes contenidos. Hay cientos de aplicaciones con las que es posible desarrollar cualquier tipo de actividad musical, pero se hará énfasis en solo cuatro de ellas:

El programa Finale, es una aplicación con la que se puede escribir, transcribir, editar la música, dando una idea cercana de cómo debe sonar o interpretarse una obra.

El programa EarMaster, es una aplicación con la que se pueden comprender auditivamente aspectos teórico-musicales, comprensión de intervalos, figuras de duración, triadas mayores y menores, acordes con 7ma, dictados melódicos y armónicos, y compás.

Los programas Sonar y Adobe audition, son aplicaciones con las que se puede grabar la música que se hace, por lo que es de utilidad como herramienta pedagógica al permitir a los estudiantes escuchar su ensamble, la manera cómo interpreta su instrumento, su técnica, el estilo, entre otros.

Por otro lado, se encuentran programas como Soundscape, que permite construir un paisaje sonoro mediante la combinación de sonidos y efectos disponibles en la herramienta. Cada uno de los bloques que aparecen debajo del área de secuenciación representa un sonido que al seleccionarlos y arrastrarlos a las diferentes pistas se va creando el paisaje sonoro.

6 mixer, por su parte, es un programa que contiene varias de las funciones básicas de un secuenciador, como el uso de pistas, la incorporación de un banco de loops y opciones para trabajar con pistas independientes y realizar mezclas. Una vez finalizada la tarea, la composición resultante se puede guardar.

Super Duper Music Looper es una aplicación lúdica y muy fácil de usar, que permite aprender los principios de la creación musical y la grabación. El estudiante puede seleccionar instrumentos con sus respectivos audios pregrabados, que pueden distribuirse en varias pistas.

Froot loops es otro programa por el cual se pueden crear sonidos de óptima calidad. Desde este programa se pueden controlar múltiples canales y generar sonidos con más de 60 notas.

Anterior Siguiente